Santander

En la proyección de una imagen de marca por excelencia, el proyecto de diseño de ambientación gráfica y señalización para el Banco Santander, tuvo como premisa quebrar con en marco neutral concebido desde la materialidad por el proyecto de arquitectura interior, estableciendo contrapuntos, acentos y un ritmo compositivo que proyecta de manera precisa y directa los principales atributos de la marca -simple, personal, justo- enalteciendo la personalidad y el carácter corporativo del espacio.

Las plantas operativas en el espacio interior proponen la experiencia de un espacio infinito donde los márgenes se diluyen y el exterior se funde con el interior, enfatizado a partir de la propuesta lumínica, tanto natural como artificial y de los brillos de las superficies blancas y neutras que visten el interior.

En esta dirección el proyecto de diseño tendría la principal función de revelar, promover, acentuar y propiciar el uso diverso de los espacios; y debería hacerlo en un registro discursivo vital y amigable -a la vez que corporativo- alineado al carácter marcario.

Para el proyecto desarrollamos recursos exclusivos y originales que aportan entidad a la propuesta comunicacional y ambientadora y pasan a conformar aspectos esenciales del carácter de marca que se proyecta en el espacio físico. El diseño de la iconografía conjuga rasgos de la tipografía asociados a rasgos estructurales de las piezas de señalización, en un anclaje conceptual intencional.

Las tramas desarrolladas presentan una gran ductilidad, atendiendo los requerimientos de escala y adaptabilidad que demanda el proyecto, pudiendo adoptar a su vez formas diversas en relación a los usos y requerimientos funcionales, permitiendo moderar la permeabilidad visual de las salas y áreas. Posee a su vez la cualidad de poder ser reproducida en diversos materiales -vinilo translúcido, opaco, madera, metal perforado- permitiendo su empleo en ocasiones diversas y usos particulares, no solo con un destino funcional sino también ambientador y caracterizador de espacios.

Las directrices principales de este proyecto han estado regidas por la limpieza de recursos y la austeridad asociada a atributos de marca -simple, justo-. El uso de planos plenos de color, la elección de materiales nobles para la reproductibilidad de las piezas y el respeto profundo por el lenguaje arquitectónico son las variables más destacables de la propuesta.

Es quizá al nivel de las fachadas exteriores, en la identificación de los diversos accesos al edificio, donde se expresa con mayor énfasis el respeto por la propuesta arquitectónica. Haciendo uso del color corporativo como principal identificador se generan acentos cromáticos en las fachadas que asociados a las estructuras definidas desde la arquitectura, demarcan los accesos, a la vez que acompañan el carácter icónico del edificio y enfatizan su personalidad. A su vez, y acorde a la línea de trabajo de Inplace, hemos abogado por el desarrollo de diseño sustentable, lo suficientemente dúctil como para habilitar la dinámica y temporalidad de las comunicaciones en la actualidad y en un registro funcional que previene caer en la obsolescencia.


Environmental Graphics Design Inplace
Signage & Wayfinding Inplace
Arquitectura e interiorismo Urgell Penedo Urgell
Fotografía Inplace & Daniela Mac Adden

siguiente proyecto

Urban Catalyst

Urban Catalyst